miércoles, 11 de enero de 2012

Pequeños invasores

No me refiero a la peli de Twentieth Century Fox, un peliculón sin duda, me refiero más bien a esos seres repugnantes que sin ser invitados se presentan en casa agarrando "por los pelos" a nuestros hijos, y no sabemos realmente de dónde vienen ni porqué, pero que allí están acomodados y son de difícil destrucción.


Cuando empieza el periodo escolar tenemos la cantinela del PIOJO de turno que me trae amigos de la especie y llenan cada rincón de mi precioso hogar.
Y aunque una sea precavida y revise cabeza por cabeza todas las semanas parece mentira pero hay alguno espabilado que se cuela.
Una vez más me ha pasado. Y la verdad es que no ha debido ser en el colegio donde tomó posesión de la cabeza de una de mis hijas, ya que sólo lleva dos días después de las vacaciones en el cole, osea, debe haberse adherido en otro lugar de reunión infantil.
Pero venga de donde venga la faena está asegurada.
Hoy ha comenzado la lucha de nuevo, cuerpo a cuerpo, entre esos invasores desagradables y la menda.
¿Cómo luchamos? Casi como Santa Teresa de Avila, que quemaba los hábitos de sus monjas para destruir el piojo. VINAGRE CALIENTE, de toda la vida, en cabeza, sabanas y almohadas. He probado otras cosas, pero el resultado se resiste. LA PEINA, horrible, que hace sufrir a niños y madre. TIJERA para dejar la linda melena a la mitad.


¿Qué será lo que consiga desterrar a estos bichos ?

5 comentarios:

piKa-pic broches dijo...

¡Hola!
Lo del vinagre caliente no lo había escuchado nunca! Todos los días se aprende algo...
En casa, por suerte, todavía se están resistiendo a entrar. ¡Cruzaré los dedos!
¡Suerte en tu lucha!

lulusemua dijo...

Te voy a dar una alegría, tengo la solución y no es broma y te lo digo por experiencia. Tú compras la ginebra más barata que encuentres en el super (yo 4 Euros en Eroski), y les mojas la cabeza entera. Luego media horita con un gorro de ducha y directamente boca bajo con el secador de pelo. Caen como moscas muertos aunque te parezca mentira. Yo lo suelo repetir a la semana y no hace falta ni peina ni nada. Ya me contarás. Un besito, lulú. (Ah, y no te preocupes porque no huele a nada)

Beatrice dijo...

Pues si que es una alegría, porque mientras les rocío a las niñas puedo empinar el codo.
Me da miedo probar pero si tu me lo dices me fio.

Mara dijo...

Mira, ni me hables!!! Llevo DOS AÑOS ENTEROS luchando contra ellos, y te diré que se turnan por todas las cabezas familiares... INCLUIDA LA TUYAAAAAA!!!!!! Ojito Beatrice, porque aunque tú creas que no, los coges tía!!! Vamos que si los coges... No puedo ayudarte a erradicarlos, no he conseguido desterrarlos de mi vida, pero si te envío un deseo de corazón: ¡¡¡QUÉ LA FUERZA TE ACOMPAÑE!!!

Ale G dijo...

Pues yo donde yo vivo venden como unas 4 marcas para eliminarlos y cuando hay plaga en las escuelas es inevitable que las niñas con pelo largo se le suban.... una de las marcas que resulto muy buena es la SINPIOJOS es como tipo aceite y viene con su cepillo ademas no es toxica ... Animo y que dejen de poner gorro los bichitos!