jueves, 24 de mayo de 2012

Con su aroma y su sabor

Llega el calor y aprieta la crisis. Y el ingenio hace de las suyas. ¿Cómo disfrutar de una taza de café por muy poco?


Me lo cuenta un@ lector@:

"En casa se hace una cafetera para desayunar, y lo que sobra se congela en bandejas de cubitos. Así ahorras tiempo y dinero, y puedes disfrutar un "cafetinho" en cualquier momento como recién hecho, pues no pierde su aroma ni sabor".


Ya lo sabes, si te gusta el café, en verano que sea con hielos.


5 comentarios:

Estrella dijo...

Qué buena idea, la verdad!!! Ahora, habrá que llenar poquito la cubitera si no quieres que el congelador huela a café, no?

Mara dijo...

Buenisima idea!!!!! Un beso

navaZerrada dijo...

Qué buena idea para el "¡solo con hielo!" de este veranito.
También se podría hacer eso mismo con los refrescos, así no terminamos aguando las bebidas... 

Madre desesperada dijo...

Es una idea genial. Mil gracias. pienso ponerla en práctica ahora mismo. Con los litros de café que tomo ahora que los peques no me dejan dormir...

navaZerrada dijo...

Estrella: un puñado de bicarbonato en un recipiente, puede ser suficiente para neutralizar los olores.
En la nevera es fundamental cuando tenemos ciertos alimentos como el melón, pescado, quesos...