viernes, 10 de febrero de 2012

Palabros


Llamo PALABRO a lo que otros llaman palabrota, palabra malsonante, palabra obscena, taco, grosería,mala palabra, garabato, improperio, lisura, leperada, maldición o disparate. Todos son términos comunes (según el país) para designar a las palabras de lenguaje soez, bajo, grosero o indigno.
Palabras que en la actualidad se usan comúnmente y que oímos paseando por la calle, en el patio del cole o en el parque, mientras trabajamos y viendo el partido de fútbol en la tele. Normal, todos dicen palabros.
¿Y MIS HIJOS?, pues también se saben algunos y ... alguno que otro lo usan con cierta ligereza, aunque sólo cuando les "sacan de sus casillas". (Menos mal, porque es difícil desarraigar del vocabulario los palobros que se usan de coletilla)
No me gusta oír hablar a mis hijos con palabras que no son bonitas; y no digo que en más de una ocasión uno no deba dar un golpe en la mesa y pronunciar alguno (bien elegido) para asentar bases.
Soy partidaria de ayudarles (a los hijos, claro) a buscar las palabrotas e insultos que utilicen en un diccionario, explicarles su significado, para que entiendan que no viene al caso hablar así.
Hay un ejercicio divertido que se puede hacer en casa para que los niños se esfuercen en hablar con un poquito más de "propiedad".
Hemos buscado sinónimos o alternativas menos malsonantes para expresar el enfado, la admiración o sorpresa. 
Con esas alternativas hemos jugado, usándolas de forma exagerada en diálogos forzados, por ejemplo (perdonen mis lectores por el atrevimiento):

"Joder, ¡ qué frío hace!" --- ¡Caray, qué frío hace!
" Coño, me has pisado"--- Carammmmmba, carammmmba, (saboree la palabra, se le hace mucho más grata) me has dejado el dedo gordo como un felpudo.

...Prueben , prueben el ejercicio. Les doy una ayudita, usen estas palabras como alternativa, y ya me dirán como les va:
Caramba, caray, córcholis, jopé, vaya, caracoles, cáscaras, repámpanos, recórcholis, sopla, canastos, jolín, cáspita, pardiez, leñe, concho, carape, zapatetas, demonios, diablos, diantre, anda,, chispas...

7 comentarios:

Irene (Hoy tengo clase) dijo...

Yo presumo de no decir palabros, espero inculcárselo a mis hijos porque a mis alumnos les oigo cada cosa...Con lo fácil que es hablar bien, verdad'
Jolín lo digo un montón, jajjaja!
Beso

Emi dijo...

Un excelente consejo...a ver si tengo suerte que los míos ya están algo grandes, jajaja pero es peor no intentarlo...

Un abrazo desde COSTA RICA

Mara dijo...

Este post me ha dejado muda... Tu ya sabes por que verdad? Aunque los intento evitar delante de mis ratones...

Beatrice dijo...

Mara, ya nos vamos conociendo, y en ti diré que casi ni me doy cuenta. Habla y escribe, que lo haces de maravilla. Ya sabrás cuando debes callar.

Anónimo dijo...

Yo añadiría chorra, eres un chorra!! Lo dice el abuelo!! Pongo desde ya en practica el juego
Besos. Soni

Beatrice dijo...

Es verdad, CHORRA también es sustituto. Pero a mi padre "chorrada" no le gustaba nada. Quizás por eso no la uso.

Débora #ALATIDOS# dijo...

¡Jajajaja, divinaaaaa!
Sí, lo reconozco, a mí todo lo que me gusta me parece DIVIN@, y eso que es una palabra tan, tan, tan... pero las cosas me pueden gustar, o me pueden parecer divinas, así que sí, definitivamente, ¡esta entrada me parece divinaaaaa!
Feliz día!✿