miércoles, 22 de febrero de 2012

Niñas mal vestidas

¿Cómo visten las niñas de ahora? Como a mi, a muchas madres nos preocupa la manera de vestir de las jovencitas (cada vez son más niñas).
Nos horroriza las prendas que hacen pasar por ropa en las tiendas de moda. Camisetas que enseñan el ombligo, pantalones super-ceñidos para niñas de temprana edad, zapatos que imitan los de los mayores, prendas que da igual que se las ponga mamá que la quinceañera de turno, todo vale y todo refleja una cultura que sexualiza incluso a los más pequeños de la casa. 

A mi me preocupa qué se ponen mis hijas (bueno, realmente lo que me preocupa ahora y de momento, mientras sea yo la que compra todo en casa, es lo que ellas dicen que quieren ponerse), pero más me preocupa qué quieren trasmitir mis hijos con su forma de vestir.

Soy de la opinión que la ropa trasmite los valores de quien la lleva y cómo se valora a sí mismo.
No quiero conformar el estilo de mis hijos con el mío, quiero enseñarles a pensar cómo la ropa refleja sus valores.

Soy clásica en mi indumentaria, quizás en estos momentos debería dar un aire nuevo a mi presencia, pero me decanto por lo más clásico dentro de lo que en cada temporada se presenta.

En una ocasión otra mujer me dijo que iba vestida anticuada, que parecía una señora, que debía modernizarme... bueno, me dijo muchas cosas y no de la mejor forma posible, y se puso de ejemplo en lo que a modernidad se refiere, cosa que me hizo sonreír en lo más escondido de mi ser. Sin querer llegar a juzgar sus palabras y formas, sin juzgarle por su ropaje, me dieron ganas de contestarle (pero me mordí la lengua) "Visto como una señora, y lo soy. Y ¿tu?..." 

Sólo quiero que mis hijas se cuestionen: "con esta ropa ¿estoy trasmitiendo respeto hacia mí misma, hacia mi cuerpo y hacia los demás?, quiero que piensen en cómo se visten, cada una con su estilo propio, que es una forma de expresión.

13 comentarios:

don Gerardo de Suecia dijo...

Saludos desde Suecia!

lulusemua dijo...

Estoy contigo totalmente, pero yo creo que con un poco de educación en casa todo se consigue. Yo también soy de las clásicas y con una hija de 12 años hay que tener mucho cuidado. Un besito, lulú.

Débora #ALATIDOS# dijo...

¡Ainssss, cómo me ha venido de bien encontrarte en mi camino!
Muchas veces mi silencio es por no echarme más años encima de los 36 que ya cargo... pero opino como tú; y eso, lamentablemente, nos sitúa en el lado equivocado (para el resto, porque yo estoy convencida de que el lado bueno es el nuestro, jajaja, es que soy mujer de tacones que pisa fuerte y se quiere). Nos dirán que estamos demodé, y pensaremos, quieren decir, de moda, ¡DE MODAAAAA!
Y es que un "feminismo" (palabra fea donde las haya, a mí hasta sarpullido me sale de escribirla) mal digerido y peor expresado es lo peor, de lo peor (osea). Puedo "perdonar" a un hombre necio y tonto donde los haya, pero una mujer NO TIENE PERDÓN. Amén, jojojojo

Mara dijo...

Efectivamente, la ropa de hoy para las niñas es horrible!!!! El problema es que a ellas les gusta la ropa de mama, esa ropa que tenemos para salir a cenar en verano, o para ir al fiestón de turno. Yo soy absolutamente inflexible con ella en el momento de comprar (mi niña solo tiene 9 años), y cuando quiere algo "extraño" para mi gusto, le pongo pegas del tipo "yo te lo compro, pero con el frío que hace no te lo vas a poner nunca",o "que horror, el otro día Patito Feo llevaba una igual, pero yo te lo compro" e inmediatamente cambia de opinión... Eso si, de premio a su obediencia dejo que se "disfrace" con mi ropa y sobretodo con mis taconazos!!!!!!

Beatrice dijo...

Don Gerardo, un placer tenerle por aquí. ¿Quién es usted?

Beatrice dijo...

Lulusemua, cuento que la educación en la familia es la que prima, siempre que estés empeñado en educar. Hay quienes dejan a los hijos que sean ellos mismos quiénes lleven su barco y no les enseñaron primero a navegar, un error. Hay que educar llevando primero de la mano, enseñando responsabilidad, y luego dejarles toda su libertad.

Beatrice dijo...

Debora, con un poco de tiempo nos iremos conociendo. Ya verás.

Beatrice dijo...

Mara,A mis hijas lo que les gusta es verme subida en los tacones, pero seguro que les gustaría probarlos ellas mismas. ¿Lo harán a escondidas? Yo lo hacía.
No es coacción tus indicaciones, es buen consejo de madre. Pillo pero buen consejo.

Mara dijo...

Beatrice, la ESTRELLA de mi vida se sube a mis tacones, se pone mis lentejuelas y ... da clases de matemáticas delante de la pizarra Vileda a niñas imaginarias!!! Eso sí, vestida como para ir a los Oscars!!! Yo me parto, porque se engalana para "hacer de profesora"... Y además veo positivo que se suba a los tacones y empiece ya la dura escuela de saber andar con ellos. Un beso

Beatrice dijo...

Tu Estrella es una "Estrella: Artista de cine", me encanta.
Y es verdad que es dura la escuela del paso firme en tacón, bien que vaya dando sus pasitos, será una mujer de las que envidio, con clase y con TACÓN.

Anónimo dijo...

Uy, me encantan toooodos los comentarios: las ocurrencias de la Estrella de Mara, el demodé de moda de Déborah, la educación de Lulu y los saludos de Suecia!!! olé y olé. Bs

Mami, te ayudo? dijo...

Pues a mi m encanta como vistes a tus niños!!! y a muchos más, prueba de ello es lo bien que se vendió en El Mercadillo de las Pulgas :)

trestrillistigres dijo...

Hola! Acabo de encontrarte por un comentario tuyo en educando a 4 donde dice que teines 10 hijos! Tengo que relerme tu blog enterito porque ya soy tu fan sólo por eso. Yo tengo trillizos y quiero más y todo el mundo me llama loca por ello, asíq ue necesito leer a gente como tu para sentirme acompañada en el tema de las familias numerosas que me encantan. MI marido son 11 hermanos y es una familia estupenda. En cuanto al tema del vestir de las niñas a mi tambien me da mucho miedo, mi niña no tiene ni dos años todavía, pero espero poder enseñarle unas minimas normas de pudor. Un besito!!